Programa #2, con Diego Laje y Tomás Iakub (video y transcripción)

Conversamos primero con Diego Laje y después con Tomás Iakub.

Co-conductora: Daniela de Lucía

Si querés ayudarnos a mejorar podés responder una encuesta.

DIE: Diego
DA: Daniela
T: Tomás
L: Leo

L: Hola, buenas tardes. Bienvenidos al segundo programa, que ahora tiene título, ahora se llama No Puedo Creer que me Hagas Escuchar la Radio. No me acuerdo quién comentó esto en el programa anterior pero alguien lo dijo y la verdad me pareció el título del programa. Estamos haciendo que un montón de gente vuelva a escuchar la radio por medio de la fuerza ¿no?, a través de Linkedin, o a través de los medios, o a través de AM 1220. Bienvenidos a todos, acá tengo en mi retorno en video estoy viendo muchos comentando en Linkedin así que bienvenidos. Cualquier comentario que quieran hacernos por Linkedin o por Instagram a Daniela De Lucia @danieladelucia o a mí @leopiccioli. Hoy tenemos dos invitados: el primer invitado. Te venís a aparecer después que te presente.

DIE: Pará, me voy de cuadro.

L: Eso, ahí está, correte.

DA: Queremos show.

L: Hola Dani, ¿cómo estás?

DA: Hola Leo, ¿cómo estás?

L: Hola mi amor, ¿todo bien?

DA: Todo bien, ¿quién viene hoy, quién nos visita?

L: Hoy tenemos un invitado de lujo, alguien que me da un poco de miedo entrevistar porque es un tipo que tiene como quinientos años de radio.

DA: ¿Tantos?

L: Un poco más, entonces lo que me pasa con él es que de última si todo falla que hable él, ¿no?

DA: Que conduzca el programa él, es una buena idea.

L: Entonces un fuerte aplauso para Diego Laje. ¿Se puede aplaudir al aire?

DIE: Sí, pará que te lo digo con voz de locutor sexi, disculpame. Sí, se puede aplaudir al aire, a la gente le encanta.

L: Pero Diego, vos no sos locutor.

DIE: No, yo no soy locutor bajo ningún punto de vista, tener una profesión tan respetable.
L: ¿Estudiaste?

DIE: Estudié un montón. Estudié Ciencia Política, después estudié Medios, Comunicación y Periodismo, después estudié Derecho y ahora estoy estudiando Data Science. Soy un buchón.

L: Lo que tiene en común este programa hasta ahora, la semana pasada Santi Bilinkis, ahora vos, es un programa, te pido disculpas, de nerds. ¿Vos también eras medio traga, no?

DA: Un poquito, no lo cuentes, eso les toca a ustedes.

L: Un poquito; para mí lo más absurdo de lo que hiciste fue: vos viviste en el otro lado del mundo.

DIE: Sí. Yo viví casi quince años en China, o estaba al revés acá con las patas para arriba o estaba al revés allá.

L: Siempre al revés. ¿Qué hacías en China?

DIE: En China era periodista.

L: ¿Para qué empresita?

DIE: Trabajé para varios, quizás la principal y por la que más me deben haber visto es CNN.

L: ¿Cómo conseguiste ese laburo?

DIE: Emprendiendo. Muchas veces uno piensa que emprender es poner un negocio que facture plata digamos, uno misa las mismas reglas para abrirse un camino profesional. Yo no quería, desde chiquitito quiero ser periodista, quiero ser corresponsal internacional, quiero cubrir los grandes hechos de la historia y desde chiquitito quería estar en CNN. Entonces lo que hice fue, usé las mismas técnicas que se usan en el emprendedurismo para encontrar un nicho que sea demandado de mi periodismo, posicionarme allí y luego desarrollarlo y agrandarlo. Me fui a vivir a China en 1997 por primera vez.

DA: ¿Qué edad tenías?

DIE: En ese momento 22 recién cumpliditos.

DA: Muy bebé.

DA: ¿Cómo hiciste con el idioma?

DIE: Bueno en ese momento clavé una pasantía e interrumpí mis estudios acá. Estudié un poco de Chino, en ese momento yo vivía en Taiwán que sería la República de China y esa participación o ese tiempo allá que yo trabajaba para el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Argentina en su unidad diplomática en Taipei, yo no entendía nada, tenía que aprender el idioma, era un descontrol. Era realmente muy difícil pero bueno, finalmente terminé un año ahí, en esa pasantía, volví y estudié y terminé mi carrera.

DA: ¿Qué terminaste?

DIE: Soy politólogo con estudios digamos, politólogo de una escuela muy particular de la Argentina que es la Universidad de San Andrés que te hacen estudiar, yo por ejemplo aprobé Cálculo y Álgebra.

DA: Bueno sirve para todos.

DIE: Como requerimiento para ser politólogo.

DA: ¿Alguna vez lo usaste?

DIE: Lo estoy usando muchísimo ahora porque estoy estudiando Data Science o big data o ciencias de datos, como lo quieran llamar, y tengo que volver a hacer integradas, derivadas e integrales, derivadas, etc., multivariables.

L: Me encantan las derivadas, me encantan las derivadas. ¿Sos fluído en chino?, ¿en qué chino?

DIE: Sí, (habla en chino)

L: Es lo que llamamos chino, es la lengua común o mandarín.

DA: Chino mandarín.

L: ¿Hablan siempre así?, me parece como que cambiaste de actitud al hablar en chino.

DIE: Bueno uno cuando habla un idioma distinto adquiere otra personalidad, otra persona. El chino tiene igual una cosa que te obliga mucho a cambiar porque te voy a decir, primero comprar y después vender en chino y vas a entender lo que quiero decir. Primero comprar, después vender.

DA: Te compro, claro; vendo.

DIE: Yo no sé como hacían en la bolsa. El piso a viva voz de bolsa comprando y vendiendo. Mil operadores bursátiles en el siglo XX.

L: Sabés que hay estudios que dicen que los que hablan ciertos idiomas orientales son mejores en matemática. Algunas cosas como esa, por ejemplo que los números son mucho más cortos. Contá hasta cinco en chino. Decí cinco de vuelta por el amor de Dios. Me quedaría hablando de chino todo el tiempo.
¿Te puedo cambiar totalmente de tema? Hong Kong es un quilombo.

DIE: Sí.

L: ¿Qué implica esto para el largo plazo?, ¿qué va a pasar de acá a diez años con todo esto?

DIE: Mirá, de acá a diez años nos tenemos que preguntar cuál es el end game de esto, cómo se soluciona el lío de Hong Kong. Es un entuerto complicado porque es gente que está acostumbrada a vivir en libertad que de repente le dicen sabés qué, no vas a votar. De repente le dicen además si hablás mal del gobierno podemos ir, extraditarte y someterte al servicio de justicia que tiene el Partido Comunista de China continental, entonces el hecho de haber sido parte del Imperio Británico y haber suscripto ciertos valores y costumbres en la época del Imperio Británico significa que culturalmente es un poquito distinto que el resto de China. Habiendo dicho eso,¿cómo se soluciona el entuerto? Es complicado porque en el fondo podemos hablar de la ley de extradición, la micro noticia del día, que tiraron la bomba de gas; no me importa eso. Hablemos de lo grande: lo grande es que los hongkoneses quieren votar directamente a su jefe ejecutivo. Hoy por hoy el jefe ejecutivo te lo pone Pekín y en el acuerdo de traspaso está claramente escrito y acordado entre Gran Bretaña y China, cuando se traspasó eso en 1997, acuerdo que se negoció en el 82 y 83 luego que Gran Bretaña ganara una guerra con un oscuro país del Atlántico Sur. Es un contexto importante porque así entró Gran Bretaña a la negociación. En ese contexto dijeron ustedes van a tener derecho a votar a su jefe ejecutivo y ahora China les dice no, minga. Y ese es el meollo del lío.

L: Minga es chino.

DIE: No, es argentino. Entonces podría ser minga también en chino, podría ser como un dicho, no importa. Lo fundamental es que ese es el punto. La actual política del Partido Comunista Chino en particular, el liderazgo de Xi Jinping te hace pensar que eso no se soluciona porque el tipo no va a ceder. No cedió en muchas cosas entonces porqué va a ceder en estas.

L: Si vos tuvieras que aventurar, es difícil hacer esto pero un resultado de acá a diez años-

DIE: Yo creo que de acá a diez años se va a mantener un status quo muy similar al status que hay ahora, quizás con un mayor nivel de incertidumbre. Si vos me estás preguntando ¿van a meter los tanques? No creo, salvo que pase algo catastrófico. Yo no creo que veamos la imagen del tank man con sus bolsitas de shopping adelante del tanque. El tipo venía a hacer las compras. No sabemos quién es, no tiene nombre, nunca más se lo vio, no está identificado pero sí se saben varias cosas del tipo porque si miran la imagen el tipo venía a hacer las compras y se cruzó como la Libertador de Pekín que es la Av. Chang’an, en la Libertador de Pekín una columna de tanques. Y el tipo dijo no quiero tanques en mi ciudad y se les plantó. Perdoname Leo, no veo un escenario de ese tipo en este momento como están planteadas las cosas y con las mismas amenazas que China continental, el gobierno de Pekín está haciendo.
L: A mí me parece super interesante esto porque China tiene un plan maquiavélico de expansión a largo plazo.

DIE: Yo diría que un plan de expansión, puede ser maquiavélico o no pero es un plan de expansión.

L: Depende del punto de vista.

DIE: Digamos que las relaciones internacionales están signadas por la anarquía. Las relaciones internacionales es el único espacio donde realmente hay anarquía según algunos teóricos. Según otros está Naciones Unidas, etc.

L: Da la sensación de que China está jugando al Civilization. ¿Jugabas al Civilization?

DIE: Soy jugador del Civilization 1 hasta el último, no me lo compré de casualidad porque era en dólares y no me daba el cuero.

L: Estás jugando a un juego donde…

DIE: Atacar a Kamchatka, China ataca a Kamchatka.

L: Kamchatka ya está pero es la Belton Road initiative. ¿Se llama?

DIE: Si.

L: Tiene un plan para ir invirtiendo en distintos países, entre ellos, no sé si finalmente invirtieron 20 mil millones en dólares. Pero hicieron promesas de inversión en la Argentina incluso.

DIE: Hicieron promesas e invirtieron en la Argentina.

L: En electricidad, represas.

DIE: Minería.

L: Y medios de transporte iban a invertir.

DIE: Estaban hablando sobre todo del tema de los buses eléctricos pero todo el tema de la movilidad eléctrica está un poco demorado.

L: Bien ahora ellos están haciendo esto en todos los países seguro de Asia y todos los países costeros de África lo he visto. ¿Qué va a pasar, de vuelta, a cincuenta años? Es el único país del mundo probablemente que pueda hacer esto, sobre todo que lo está haciendo, está tratando de dominar.

DIE: Te doy vuelta la pregunta: Europa es la segunda economía del mundo, los países individuales no pero la UE es la segunda economía del mundo. Tomemos a la UE como si fuera un país relativamente coordinado, que no lo es, igual que China. Es un país relativamente coordinado que no lo es. Mirando así vos me decís si China es la tercera economía del mundo, Europa la segunda, Europa viene invirtiendo en infraestructura, puertos, fábricas, energías, sectores estratégicos de todo el planeta.

L: ¿Si?

DIE: Si, Vaca Muerta lo está desarrollando Slumber Berg que es una empresa alemana por ejemplo.

L: Pero no es el Estado sino que son empresas privadas ahí. Es como suena distinto.

DIE: Bueno en algunos casos vos tenés distinto nivel de cooperación con el Estado en las empresas chinas. Algunas son estatales, otras son mixtas, otras tienen contactos y otras no, otras son totalmente independientes. Es muy difícil separar en una conversación general de medios de comunicación, separar cuál de cual. Tenemos que analizarlo porque no es que hay un tipo en China que se sienta en una silla y dice Argentina, conquisten.

L: A veces los medios lo venden así.

DIE: China tiene el tamaño de toda Europa, hay tantas Chinas. Mirá mi cara, miro a cámara, yo podría ser chino. Hay una parte de la población china que es de origen turco.

L: Que están siendo perseguidos.

DIE: Que están siendo perseguidos y tienen muchísimos problemas. Pero lo que quiero decir es que la diversidad de China es mucho más grande de la que nosotros creemos o queremos aceptar. Entonces el sistema político chino es muy diverso y pasan muchas cosas que no nos enteramos lamentablemente porque no es una democracia abierta que ventila e informa. Ahora habiendo dicho eso es la tercera economía del mundo o la segunda según con qué criterio lo mires, que mires la UE como una economía. Como segunda economía del mundo es normal que salgan a ocupar espacios que son de su conveniencia como lo hace Estados Unidos, como lo hace Europa y como lo hacen todos los jugadores del mundo. Rusia está invirtiendo en una planta de rodamiento, rodado, material rodante para trenes en América Latina y Argentina y también podemos decir que vamos a hacer un argumento similar.

L: ¿Es importante estar atento a este tipo de cosas?

DIE: Todo es importante porque primero te voy a decir una muletilla mía: el problema no es que la Argentina esté afuera de los debates internacionales, es obvio que está afuera de los debates internacionales. Primero por el chiquitaje nuestro propio de nuestra cabecita. Lo importante, lo preocupante es que los debates internacionales estén afuera de la Argentina, que nosotros no estemos discutiendo todos los días Hong Kong, todos los días la gripe porcina africana que está pegando en China que está creando una oportunidad de negocios increíble para los criadores porcinos en nuestro país. El tema en profundidad que no tengamos un centro de estudios con los diez cráneos más importantes del país mirando cómo podemos sacar oportunidad de negocios con la guerra comercial en Estados Unidos. Más allá del comentario periodístico de Trump le dijo yo te voy a cagar a trompadas, no me importa.

L: Vos decís entonces que estamos perdiendo una oportunidad, en general los países de Latinoamérica, tal vez en otros países les dan más bolilla, pero por no estar pensando en las consecuencias. O sea están buscando las oportunidades a partir de esto.

DIE: El mundo se mueve. Si vos te quedás quieto te hundís. El mundo se mueve y hay corrientes que te llevan y que te ayudan, asegurate que las ubicás y que las utilizás. Para eso tenés que tener los mejores cráneos de tu país buscando esas oportunidades y a mí lo que me preocupa es que los mejores cráneos de mi país están pensando nada.

L: Pará un cachito, estás enojado.

DIE: Estoy enojadísimo.

L: ¿Qué te enoja tanto?

DIE: Me enoja que no me importa el precio del dólar, no me importa, no es noticia el riesgo país para el 99 por ciento de la gente que me está escuchando o me está viendo por acá o por cualquier otro lado, no es noticia el riesgo país aunque esté encabezando todos los diarios importantes de la república en su versión web, no es noticia porque la noticia importante que tienen que estar pensando nuestros cráneos reales es dónde vamos a estar parados en cinco años. Es un detalle el riesgo país.

L: Está bien pero yo agarro el diario, agarro cualquier medio y veo riesgo país en la tapa, ¿qué es lo que pasa? Los medios son empresas, toman decisiones todos los días. ¿Qué ponemos acá en la home del site? Por qué deciden poner, o sea inventan la noticia, ¿qué es lo que pasa?

DIE: No, la gente lo consume. Ahora lo que me preocupa es que los mejores diez cráneos de ese país están metidos en esa calesita. Si la gente de los diarios quiere hablar de Sarah Key y las Frutillitas me parece malo que hablen de otra cosa.

L: Eso deschava el siglo en el que naciste.

DIE: Claramente, tal cual, nací en otro ciclo.

L: Dani, vos no sabés lo que es Sarah Key ni las Frutillitas.

DA: Sí, claro que sí.

L: Andá preparando una pregunta de esas bien picantes.

DA: Una divertida.

L: Sí, esperá un cachito. ¿Puedo meter un bocadillo? Este es un mensaje para los cráneos del país: dejense de jorobar con el dólar y el tipo de cambio y el riesgo país y piensen en…

DIE: Dentro de cinco o diez años, dentro de veinte y dentro de cincuenta. Dónde vamos a estar parados.

L: Te digo lo que te van a contestar los que están pensando ahora todos nuestros televidentes, Linkedin videntes.

DIE: Pero yo tengo que darles de comer a mis hijos; por supuesto que tenés que darles de comer a tus hijos, por supuesto, estoy totalmente de acuerdo. Ahora si vos querés que tu país llegue a algún lado pensá como piensan los países que llegan a algún lado.

L: Está bueno, me gusta. Dani…

DA: Está bueno eso de que el éxito deja huellas, tanto para los países qué hicieron y qué se puede copiar de lo que hicieron y captar oportunidades cuando las hay y pensar en el largo plazo creo que a las personas también nos pasa lo mismo. O sea cuando vemos a alguien que les va bien en su vida ¿qué está haciendo esta persona? Si es un periodista que le va super bien, como en tu caso, qué has hecho para llegar hasta ahí. Nos contaste que cuando eras muy chico, a los 20, te fuiste a hacer la pasantía a Hong Kong y que emprendiste.

DIE: Claro, ahí fue una pasantía y ahí fue donde me empapé en el tema. Después volví años después y empecé a meterme en distintos medios, empecé a entrar y a encontrar, a moverme como hace un emprendedor, hablar con gente: dónde está la oportunidad, dónde puedo entrar, por dónde le entro a este tema, por dónde. Hay que conocer, hay que vincularse. Me fui vinculando, vinculando y pude ir haciendo un grupo de gente allegada en medios internacionales que me permitió al día de hoy trabajar en un medio internacional de primera línea como Al Jazeera, porque pasé por CNN y me fui. Como hoy que si me ves de traje como una forma en la que normalmente no me visto, me saqué el saco, es porque vengo del aire del canal de La Nación donde soy analista internacional y hablo con menos vehemencia pero los mismos temas.

DA: Te voy a hacer una pregunta: ¿si fueras capaz de cambiar mágicamente algo en el mundo qué cambiarías? Tenés que elegir una sóla cosa.

DIE: Una sola cosa: hoy me parece que tenemos dos grandes temas. Vamos a decidirlo, primero las emisiones de carbono y segundo los plásticos en el mar. Consumimos el equivalente al peso de una tarjeta de crédito por semana en plástico cuyas consecuencias en nuestro cuerpo, consecuencias químicas no conocemos y las vamos a conocer…

L: Vos decís ingerimos.
DIE: Ingerimos junto con la comida, viene el micro plástico y vos te comés una tarjeta de crédito por semana.

L: Estaría bueno para gastar menos ¿no?

DIE: Sí, lamentablemente no es eso.

DA: No tiene crédito, es sólo el plástico.

DIE: Es solo el plástico, sin números lamentablemente. Pero son dos crisis que pegan en dos lugares distintos y me parece que hay que atender inminentemente. Ahora cuál de las dos parecen peor, mirá si yo me paro en un lugar argentino puramente para mí el cambio climático es mucho más preocupante porque nosotros dependemos, a nuestro país le va para atrás cuando no llueve o cuando llueve de más. Tiene que haber un balance de temperatura, tiempo y lluvia, tres factores que tienen que interactuar para que la economía argentina se sostenga. Ahora llamado de atención para todos ustedes: ¿a vos te parece razonable que en el siglo XXI cuando estamos discutiendo sobre big data y sobre empresas como Mercadolibre que no dependen del clima o tanto del clima, la viabilidad de un miembro del G20 dependa del clima?

L: Falta que los cráneos se pongan las pilas.

DIE: De vuelta, subraya lo que yo digo, los argentinos podemos hacer un montón de cosas que no necesariamente son la soja. Me tocó por haber trabajado en el gobierno ver programas de cooperación donde economías enteras eran cambiadas por la pluma de ganso por ejemplo. La industria de la pluma de ganso, cosas así, que uno dice cuando uno habla de la imaginación al poder no habla de la imaginación para hacer el arte más lindo, habla de la imaginación para simplemente dejar que hagan los que realmente pueden imaginar o imaginar cosas mejores para que haya más espacio para imaginar.

DA: Crear nuevas soluciones.

L: ¿Querés hacer alguna preguntita más?

DA: No, yo ya estoy con las preguntas. Esa era la pregunta que quería saber de Diego.

L: Yo quiero hacerle la pregunta que pensé que le ibas a hacer, la voy a hacer yo.

DA: Hacela vos.

L: Si fueras un producto, una marca ¿cuál sería tu slogan?

DIE: Si fuera una marca mi slogan sería: el pibe intenta una vez y quizás te agregaría una cosa. Hay algo fantástico con fracasar, me encanta, ¿sabés por qué? Porque lo puedo hacer de vuelta, mejor la próxima vez.

L: Me querés contar rapidísimo un fracaso, copado, interesante, divertido.

DIE: ¿Uno? Hagamos ocho programas con mis fracasos, el que nunca se cayó del caballo es porque nunca anduvo a caballo. Lo importante no es caerse del caballo, lo importante es no caerse después.

DA: Excelente.

DIE: Esto es muy simple, si para llegar a cualquier lugar tenés que pifiarla noventa veces. Sino no vas a llegar a ningún lado.

L: Pero de vuelta tenemos a los medios que no hablan de esos fracasos, hablan del unicornio, hablan del campeón mundial, hablan del mejor jugador de no sé qué.

DIE: Como si por arte de magia el mejor jugador no hubiera errado noventa penales, entendés, la hinchada lo quería moler a trompadas noventa veces y el día que en la final del mundial llega el tipo a patear el penal la pega. Uh, qué bien. La historia del pibe que de villa no sé cuánto pateó el penal que le dio la copa mundial a la Argentina.

L: Buenísimo, entonces fracasaste un montón de veces.

DIE: Fracasé un montón de veces, me encantó, lo disfruté.

L: ¿Vas a fracasar de vuelta?

DIE: Estoy planeando un montón de fracasos más, estoy esperando que me vaya muy mal en un montón de cosas para seguir haciéndolas porque generalmente cuando hablo con algunas personas, cuando les pido un favor, una de las cosas que les digo cuando se ponen muy pesados conmigo es mucha suerte, mucha suerte porque te voy a romper la paciencia hasta que me digas que sí.

L: No se crucen con Diego Laje porque ya saben lo que va a pasar. Diego un placer, está buenísimo ponerte en el banquillo de los entrevistados. Muchas gracias por engancharte, por correr los riesgos, por poder fracasar de vuelta acá.

DIE: Acá fue una gran victoria.

DA: Tuya seguro.

DIE: Acá nos hemos divertido, espero que ustedes la hayan pasado bien allá en las redes y en todas partes.

L: Total, cien por ciento. Diego Laje, muchas gracias, vamos a un pequeño corte y enseguidita volvemos.
Hola de vuelta, acá estamos con Daniela De Lucía y Leo Piccioli en No Puedo Creer que me Hagas Escuchar la Radio, segunda parte del segundo programa por AM 1220, ecomedios.com y por Linkedin Live en esta pantalla. Hablamos antes con Diego Laje, fue muy divertido y ahora vamos a ver a alguien totalmente distinto, vamos a escuchar a alguien totalmente distinto. Estamos acá con Tomi, Tomás Iakub. ¿Tomi, qué edad tenés?

T: Yo acabo de cumplir 26.

L: Feliz cumpleaños.

T: Gracias.

L: Emprendedor.

T: Soy emprendedor.

L: ¿Qué quiere decir que sos emprendedor, qué hacés?, ¿a qué te dedicás?

T: Creo que eso significa que tenemos una locura y que hay gente que la va siguiendo.

L: Contame qué estás haciendo ahora.

T: Estoy haciendo que la gente coma rico y sano en quince minutos.

D: Wow.

L: Que coman nada, semillas entonces.

T: Que coman comida casera como recién hecha en quince minutos.

L: ¿Vos comés eso?

T: Obvio, yo vivo a base de eso. De hecho lo hice para mí, o sea así empezó.

L: O sea es algo que no sólo vos consumirías sino que consumís realmente habitualmente.

T: Yo soy mi cliente tipo.

L: Dejame decir a mí la marca, no soy locutor pero no importa, Tomi creó una empresa que se llama Simpleat que venden básicamente, no son viandas pero son hipercongeladas, ¿cómo se llaman?

T: Ultracongeladas.

L: Ultracongeladas que uno las calienta a baño María siete, diez, doce, catorce minutos. Las conozco a todas porque ya las probé a todas y las sirve. El otro día comí goulash y salió riquísimo. ¿Cómo llegaste a hacer esto?

T: Llegué después de muchas cosas a hacer esto: básicamente yo quería emprender, eso es lo fundamental.

L: ¿Por qué querías emprender?

T: Porque era algo que tenía que, es muy difícil de explicar, es como una pasión por querer crear algo que a la gente le guste, que lo valore. Bueno, eso significa generar valor ¿no?

L: ¿Pero por qué no hiciste una obra de arte y la expusiste en un museo?

T: Porque yo quería impactar a la mayor cantidad de gente posible con algo que…

L: Una obra muy grande.

T: Podría haber sido pero quería generar un negocio que genere impacto y que involucre a muchísima gente, ya sea del lado del trabajo o clientes.

L: Insisto, ¿por qué querías eso?

T: La realidad era demostrarse a uno mismo que uno puede cambiar cosas que hoy en día funcionan y que uno puede hacerlas mejor.

L: Bueno vos querías demostrarte vos mismo que podías mejorar algo.

T: Hacia el resto.

L: Hacia el resto, algo que impacte a los demás. De hecho vi que hiciste un par de cosas que haría una empresa grande, como de responsabilidad social. ¿Algo con locro?

T: Sí, así es. De hecho a mí me gusta salir un poco, yo estoy medio en contra de la palabra responsabilidad social así como suena, básicamente quería demostrar que lo que hacemos hoy en día para vender también puede generar un impacto gigante en la población de otra manera. Es decir toda una estructura que nosotros armamos, ponerla a disposición de gente que realmente lo necesita y generar un impacto en la medida que estamos generando al cliente, lo mismo hacia atrás.

L: A ver, hiciste locro.

T: No porque para mí es algo mucho más grande que eso, para mí es darle el pico y la pala a personas. Contemos un poco la acción, en qué consistía: básicamente era invitar a nuestro centro de producción, a chicas que hoy en día viven una situación súper vulnerable y que ellas produjeran un plato, que fue cambiando con el tiempo, el último fue locro y que nosotros nos íbamos a ocupar de venderlo con toda la logística y distribución y el know how que tenemos de ecommerce, pero que ellas pusieran la mano de obra. Que ellas trabajaran, entonces deja de ser una donación. Por eso nosotros decimos que es un plato social y sustentable porque con esas ganancias ellas pueden seguir produciendo más de eso.
L: ¿Ellas quedaron contentas con esta iniciativa?

T: Ellas con haber trabajado cuatro días ganaron lo mismo que en cuatro meses.

L: Wow, qué locura. Dijiste ecommerce, Simpleat ¿es una empresa de ecommerce para vos?

T: Para mí es una empresa de tecnología. No somos un catering.

L: Porque tienen un site básicamente…

T: No, porque el corazón de esto es el crecimiento y el poder llevarlo a nivel exponencial y que eso no hay mitos, no hay magia sino que es manejar ciertas métricas online y ciertos funnels o embudos para poder optimizarlo y llegar a la mayor cantidad de gente.

L: Dijiste funnel pero alguien me dijo hace poco que ya no hay que usar más el funnel, que ahora es un círculo.

T: Fui yo…

L: Contame, educame un poquito, ¿qué es el growth hacking? ¿cómo crecer online?

T: Yo me acuerdo de estar trabajando en una multinacional y preguntarme estas mismas preguntas, hacermelas a mí mismo y decir qué significa, quiero entender. No puede haber una magia atrás de esto, tiene que haber una lógica. Entonces la respuesta la tuve recién ahora dos años después cuando empecé a vivir lo que realmente significaba y de hecho growth hacking, en realidad si uno tiene un hack es algo que no dura para siempre, tiene un inicio y un final entonces hoy en día nosotros lo tomamos como la parte de growth porque es la base del crecimiento y de vuelta, no es magia sino significa entender ciertamente cómo es la retención y qué cosas hacer para mejorar la retención y el engagement en lo que uno tiene, sea el producto o servicio que venda. Entonces esa es la base del negocio completo, cuando puede manejar eso y encima uno le adiciona la parte de adquisición donde empezás a sumar usuarios cada vez más rápido se transforma en una mezcla que esa es la parte explosiva.

L: ¿De qué estás más orgulloso hoy de tu negocio?

T: Hoy es haber construido un equipo que persiga el mismo sueño que yo.

L: ¿Cuántos son trabajando con vos?

T: En 18 meses pasamos de 2 a ser 16 y el mes que viene van a ser 18.

L: Si hay alguien escuchándonos que está buscando trabajo ¿qué tipo de gente buscás vos?

T: Yo busco gente que salga del básico. A mí no me gusta hacer las cosas como suelen hacerse, quiero resaltar y siempre quise resaltar en todo lo que hice, ya sea desde un mail en la multinacional trabajando hasta; de hecho a vos te perseguí en un momento.

L: Estás acá porque sos insoportable básicamente.

T: Creo que estas cosas se logran saliendo de lo habitual, ya sea un mensaje en Linkedin pero qué significa ese mensaje. O sea me acuerdo estando en la multinacional no mandaba un mail que a la gente le diera como un mail más, todos los mails tenían que resaltar o por algo gracioso o por algo estratégico o por la mezcla de ambos. Buscar eso en cada uno en lo que hace es lo más valioso.

L: ¿Querés contar en qué multinacional estuviste?

T: Si, yo trabajaba en Inbev en la parte de innovación.

L: Inbev es la que hace la cerveza que tomás, punto. Por definición no sé si tendrá 70 por ciento del mercado mundial y 90 o 95 en la mayor parte de Latinoamérica. Ser como te describís en una corporación hace veinte años era imposible, no ibas a durar. ¿Cómo te llevabas vos con esto, cómo pudiste sostener tu personalidad en una empresa que igual tiene muchos años y tiene una cultura ya predefinida donde eso es casi rechazable?

T: Totalmente y de hecho creo que la razón es duré dos años por el sector al cual llegué que fue de casualidad, o yo creo que fue de casualidad, uno a la larga se termina dando cuenta que no fue tanta casualidad sino que terminé ahí por algo, donde a mí me dejaron ser. Yo pude tener mi cintura y mis maniobras para hacer cosas como yo quería así como cuando yo entré con una colega que admiro mucho, armamos algo que era la aceleradora de startups y no había manuales de cómo armarla, fue chicos armenla. Y esta libertad para equivocarse fue lo que a mí más me gustó porque sabía que podía aprender muchísimo.

L: Decís que es algo que todavía las multis no lo tienen en su ADN permanente.

T: Sé que este lugar era bastante disruptivo de hecho venían de otras multinacionales a intentar entender cómo era mecánica porque entiendo que no es algo usual pero es esto de dejar ser a cada empleado.

L: ¿Cómo fue tu salida?, ¿por qué te fuiste? Ganabas bien, estabas cómodo, tenías una carrera, tenías obra social, tenías recursos humanos que te cuidaba entre comillas. Tenías la libertad.

T: Sí, encima enganché una parte de innovación en el momento de mayor crecimiento y la verdad que era totalmente proyectable.

L: ¿Tenías cerveza?

T: Sí, todos los meses.
L: Bien.

T: De hecho en la oficina había una chopera. Pero primero yo entré con algo en la cabeza que era cuándo me voy: soy una esponja, tengo que absorber todo lo posible e irme. Era antes de conocer el trabajo entero, era algo que yo venía preseteado de esa manera. La realidad es que me daba cuenta que yo todos los días tenía que despertarme por alguna razón y esa razón nunca era lo que estaba haciendo, me encantaba lo que hacía y todo pero yo me iba a dormir pensando qué podía hacer. Yo ya había tenido un emprendimiento, lo tenía en marcha en su momento primero y estaba recién pensando en cómo arrancar el segundo y eso es lo que a mí me movía.

L: Dijiste entré pensando en cuándo me voy. Entraste sabiendo que no ibas a durar mucho. Quien te contrató, suponiendo que hubiera sido una sola persona, sé que fue un proceso probablemente, pero quien te contrató, ¿se arrepintió después de haberte contratado porque te fuiste al par de años?

T: Yo creo que no. Hay una frase, no me la acuerdo muy bien pero básicamente pero uno la huella que deja es cuando se va, qué tan grande es esa huella o cuánto se siente la ausencia. No soy ningún experto, no soy ningún gurú. No hice nada loco pero creo que sí dejé mi huella en el sector. Agarré cosas que eran de cero y que pudimos generarlas. En su momento fue la aceleradora de startups que lo pudimos armar con esta colega y después con otra más y después lo que era un ecommerce que era delivery de bebidas que hubo que armarlo de cero.

L: No puedo evitarlo, tengo un corazoncito corporativo, me pongo ese corazoncito corporativo y digo pucha, la persona de RRHH no podría haberse dado cuenta de que este turro se iba a ir tan rápido, ¿qué te podría haber preguntado? Si te preguntaba qué querías ser cuando seas grande o dónde te ves en cinco años ¿qué hubieras dicho en ese momento?

T: ¿Al momento de entrar? Hubiera dicho, te lo retruco, qué hubiera dicho al principio y que hubiera dicho si hubiera tenido que ir de vuelta. Al principio hubiera dicho lo que todos quieren escuchar, de hecho me pasó estar comiendo con un director: ¿cómo te ves en diez años? y le dije acá, escalando acá adentro y todo lo que uno dice que estamos acostumbrados y lo que quieren escuchar. Después mismo el sector empezó a cambiar y empezó a entender que si querían gente disruptiva no había otra manera, iban a tener que empezar a meter gente que se iba a ir en un momento entonces hoy en día sería totalmente blanqueado. Creo que no hay nada malo y a veces se trata como un tabú el hecho de no, tengo un emprendimiento, como que la multinacional va a decir tiene la cabeza en otro lado o va a decir está pensando en otra cosa. Hoy en día yo valoro mucho más, de hecho hay gente que trabaja conmigo que tiene su marca de ropa que vende por Instagram después y me encanta y che, cómo puedo ayudarte a que vendas más, a que seas mejor porque queremos gente con ese gen.

L: Vos ves un futuro donde pase más eso. Donde las corporaciones contraten más gente aceptando que tienen tal vez tienen una changa, un hobby rentable de alguna manera en donde los emprendedores contraten tal vez gente que tiene un mini emprendimiento; es un mundo así.

T: Yo totalmente creo que todavía falta mucho por entender cuál es la parte donde se juntan esos dos mundos, la verdad es que InBev estaba bastante avanzado, de hecho había un programa donde eran contrataciones por seis meses y la verdad que es parte de entender, es adaptarse a la situación y sacarle el mayor provecho posible.

L: Hago un break para saludar, hay un montón de gente que está saludando, a todos los de Linkedin: hola Agustín, hola Colombia, hola Mendoza, muchísima gente. Te hago otra pregunta: suponete que viene ahora una multi y dice necesite un emprendedor trabajando con nosotros para que nos ayude, un entrepreneur digamos, ¿te podría seducir?

T: No, hoy a mí no habría manera.

L: ¿En cinco o diez años?

T: No, yo creo que tampoco.

L: No hay forma de que vuelvas.

T: En mi caso no porque yo me veo a mí mismo digamos que podía generar mis propias reglas, que podía contagiar gente que se sume a este sueño y que si no era este yo sabía que iba a ser otro, o sea es algo que tampoco me mentí a mi mismo. De hecho mi primer emprendimiento no salió del todo bien, el segundo que fracasó fue Simpleat, que no funcionó, y en la tercera vez, que vendría a ser el Simpleat 2.0 fue el que realmente funcionó.

L: El Simpleat 1.0 fue una copia de Blue Apron, ¿que era qué?

T: Son meal kits significa que son cajas con ingredientes que te llegan a tu casa y vos te cocinás. El objetivo era el mismo, solucionar la comida de las personas. Lo que cambió era la manera…

L: ¿Por qué elegiste ese proyecto originalmente?

T: Mirá, te voy a confesar algo que no lo conté porque me di cuenta hace poco.

L: Igual no nos escucha nadie acá.

T: A ver, yo vengo de una familia de gastronómicos, yo no sé cocinar, no tengo la menor idea y hace poco me acordé de algo que yo decía a los 16 años, que me acordé ahora que le decía a papá: yo voy a hacer algo distinto. Hoy la gente está yendo a los restaurantes a comer, no sé yo voy a hacer que la comida vaya a ellos, sin entender qué estaba diciendo sinceramente. De hecho fue muy shockeante darme cuenta que ahora diez años después estoy haciendo eso, literalmente estoy haciendo el restaurante en tu freezer. De acá lo más rescatable es el hecho de decir yo quería cambiar algo, no sabía ni qué y de hecho decía, yo no sé qué y no sé cómo. Pero yo voy a cambiar algo del restaurante como funciona. Ese fue mi mayor acercamiento pero la realidad es que mi primer emprendimiento fue patentar el primer palito de selfie de Argentina y no tengo nada que ver con la selfie, no sé diseñar, no tengo idea. Entonces caí en esto, podría haber caído en otra cosa.

L: Para vos lo importante, como decías al principio, es crear algo que impacte a mucha gente.

T: Sí.

L: No importa tanto el rubro. Acá una pregunta para otro público: vos venís de una familia que está en el rubro gastronómico. ¿No te dan ganas de mandar todo al demonio y dedicarte a la construcción?, salir del rubro de la comida.

T: No porque pude crear algo que hoy en día funciona aparte, no es algo que…; de hecho no podría estar metido ahí si estuviera en el día a día en un negocio familiar. En mi caso me llevo bárbaro pero no podría, es muy fuerte, realmente poder haber generado algo en paralelo donde uno tiene su propio sueño, pone sus propias reglas y arma su propio equipo creo que fue la parte principal.

L: Dani ¿quéres hacér una pregunta?

DA: Un emprendedor, sí obvio. Tengo mil preguntas para Tomás pero bueno, no quería interrumpir. Mis preguntas son distintas a las de Leo, sé que sos un emprendedor nato, esto de querer emprender desde chico, esto de tener este mensaje que transmitías de que querías llevarle a la gente la comida a la casa, esas cosas que empiezan, nace esa semilla que sembró hace varios años atrás y hoy la estás viendo hecha realidad. Te quiero preguntar algo distinto. Si fueras un plato de comida Tomi ¿qué plato serías?

T: Nunca lo había pensado así, creo que sería un plato que le gustaría a la mayor cantidad de gente.

DA: ¿Cuál sería?

T: Para que veas la conexión con lo que hablábamos antes con Leo creo que sería un plato típico que podría ser hoy en día una milanesa con papas fritas pero alguna vuelta de tuerca tendría.

DA: Algo distinto.

T: Algo que la gente diga che, esta milanesa es distinta.

DA: La diferenciación siempre.

L: Meto una pregunta que me hacen por Linkedin, si fueses gerente de una multi ¿qué le ofrecerías a tus empleados emprendedores para que desarrollen todo su potencial aunque después se vayan?

T: ¿Qué les ofrecería para atraerlos?

L: Para atraerlos y para que se sientan como libres de expandirse y hacer que la multi crezca.

T: Yo lo que intentaría es eso que dije antes dejarlos ser, o sea que puedan crear dentro de ciertas reglas y ciertos límites. Que puedan ser ellos, que puedan tener su máximo potencial.

L: No les ofrecerías fruta a la mañana o clases de yoga a la tarde.

T: Intentaría qué es relevante para ellos pero intentaría no caer en el commodity general. De hecho nosotros tenemos empleados, tenemos a Sofi que es gerenta de felicidad donde básicamente es che, Sofi ¿qué querés aprender? Y nos dijo un curso, tomá te lo regalamos. Quiero que sigas aprendiendo.

L: ¿Un curso de qué era?

T: Era un curso de neuromarketing. Estoy buscando eso en las personas que nosotros contratamos. Creo que acá la parte más fuerte es algo que pasó la semana pasada cuando me junté con Sofi. Sofi fue nuestra tercera empleada y hoy en día maneja toda la parte de customer happiness y básicamente lo que dije es: quiero que aprendan algo distinto, qué te gustaría hacer, elegí lo que quieras dentro de la empresa. Me dijo Tomi yo quiero crecer pero mis clientes no me los toques. Entonces ahí decís wow, quiero más gente como esa. Quiero gente que se involucre en el mismo sueño, que hable el mismo idioma que nosotros y que Sofi sea una persona que un domingo si ve algo que está mal a las diez de la noche me va a mandar un mensaje y me va a decir chicos hay algo mal en la plataforma que no funciona. Entonces es algo que no significa laburar full time, significa este sentimiento de dueño que es muy difícil de encontrar en las personas y cuando uno la encuentra es intentar retenerlo.

L: Ahora si yo soy una corporación tradicional voy a tratar de darle plata para que se sienta dueña a Sofi.

T: Sí.

L: ¿Qué va a pasar con eso?

T: No es tema de plata.

L: Si te sentís dueña tenés un bonus a fin de año.

T: Creo que ese es el commodity en el que uno cae, creo que la plata sí puede ser un medio pero no puede ser el fin; ella no se puede quedar por la plata. Nosotros lo que intentamos hacer y que fuimos aprendiendo en estos 18 meses que es muy poco, fue básicamente entender cuál era la parte fuerte nuestra, cuál era la parte de cultura. Entendimos que nuestro logo es una sonrisa, lo mismo que generamos hacia afuera cómo lo generamos hacia adentro.

L: El logo de Simpleat me llega vagamente al logo de Amazon, ¿puede ser?

T: Sabía que ibas a decir eso y no fue queriendo pero terminó siendo muy parecido.

L: Este Jef Bezos es un copión, terrible. Si tuvieras, me dijiste que tenés 26, suponete que hay chicos de 20 años escuchándonos, que dicen yo cuando sea grande quiero ser como Tomi, ponele que seas grande, ¿qué les recomendarías?

T: Mirá, ahí me pongo en mi modo Tomi en la facultad, yo estudié en la Di Tella y básicamente iba a todas las charlas de emprendedores e iba a escuchar cosas que me encantaban porque venía el emprendedor que te contaba que la estaba rompiendo y uno se va por un lado súper contento con lo que quiere hacer y súper alejado a la vez. Entonces hoy en día tengo como una misión siendo yo donde básicamente transmitirle a la gente emprender sin disfraz, sin cosa de me está yendo bárbaro y cuando las cosas van mal esconder. Por ejemplo esto pasó así, ahora está funcionando, miren cuando no funcionó. Creo que la atracción en Linkedin empezó a crecer muchísimo de mi lado porque la gente me empezó a seguir y empezó a vivir ese recorrido sin bullshit. Hoy en día lo que intento transmitir es para esa persona, que me pongo en mi lugar hace cuatro años, es qué me hubiera gustado que me digan en su momento como para animarme. Entonces creo que hoy en día como están las cosas uno se va con las barreras altísimas, yo me iba diciendo dónde contrato a un programador, tengo que tener plata para poder generar esto. después uno se empieza a dar cuenta que está todo al alcance de la mano, es simplemente el método de decir cómo y qué priorizo.

L: Está este muchacho de 20 años que dice me ofrecen este trabajo en una corporación pero yo quiero ser emprendedor, ¿qué le recomendarías?

T: Mirá es lo mismo que en su momento lo charlé con mi papá, que no entendí mucho la respuesta pero yo le hice caso ciegamente y hoy te digo tenía razón: básicamente lo que me decía es andá a vivir la experiencia a la multinacional por lo menos un tiempo para entender y hablar el mismo idioma y yo fui como diciendo no sé qué significa todo esto y hoy en día gracias a eso uno puede entender. Las multinacionales no son el monstruo, no son el ogro, tienen muchísimas cosas buenas y muchísimas cosas para poder valorar. Entonces creo que la mejor parte de todas es ir a una multinacional, aprender de cómo funcionan las cosas a ese nivel, a nivel gigante, vos lo viviste digamos, y después poder llevarlo a lo que uno genere. Si uno aprende a ponerse, de un pantalón que te queda grande vas a poder ajustarlo a uno más chico, ahora de un pantalón chiquito es muy difícil que lo puedas agrandar.

L: Fantástico, vos decís que hay que pasar la experiencia, está buenísimo.

T: No hay que hacerlo sí o sí, todos van haciendo su recorrido.

L: Me gustó al igual que Diego, no hiciste hincapié pero lo dijiste claramente, hablaste de tus fracasos sin ningún problema, es parte de vos.

T: Me encanta hablar de fracasos porque quiero contar esa parte sin disfraz.

L: Fantástico, ya tenemos que cerrar, te agradezco mucho Tomi. Gracias Dani, hoy fue un programa distinto. Por si no se acuerdan, No Puedo Creer que me Hagas Escuchar la Radio, es el nombre del programa; Tomi, milanesas con papas fritas, Simpleat, estuvo acá entrevistado, antes Diego Laje, quería agradecerles a todos por escuchar. Nos vemos, nos escuchamos el jueves que viene a las 6 de la tarde hora de Buenos Aires. Muchas gracias Tomi, gracias Dani, gracias Gerardo, gracias Martín, gracias a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *